Blog

Latest Industry News

Mi primer coche, sueño cumplido

Lcoches: Asesoramiento y ventas de coches de ocasión

Todos pasamos una vez en la vida por ese momento de euforia al conducir por fin nuestro primer coche. Habrá unos que tengan la suerte de comprarlo a los 18 años nada más tener el carnet de conducir, otros se conformarán con conducir temporalmente el de sus padres o el de algún familiar. La cuestión es poder describir ese sentimiento de libertad, tener la mayoría de edad cumplida junto con el carnet y poder moverse líbremente a donde uno quiera y en cualquier momento del día. Además, esas buenas sensaciones se multiplican exponencialmente cuando uno es fanático de los coches y, desde mi experiencia, puedo decir que en mi caso fué un sueño cumplido…

 

conductor novel fernando alonso - www.Lcoches.es

Aún sin haber acabado las prácticas del carnet, me puse en busca y captura del que iba a ser mi primer coche, de segunda mano por supuesto. Mi presupuesto por entonces no podía pasar de los 5000 euros y esto reducía las opciones de compra cuando iba a mirar a los concesionarios, que apenas tenían coches de ocasión que no superaran esos precios. Tampoco fué tarea fácil la búsqueda en internet dado mi desconfianza a comprar a particulares y que, por entonces, no había la amplia variedad de webs dedicadas al sector que hoy por hoy podemos encontrar.

Pocos días antes de subir al exámen práctico de coche, encontré y reservé en una tienda de coches, un Volkswagen Golf 2.0 GTI 115cv. Miré el modelo diésel pero los que encontré tenían muchos más kms que esta unidad y en principio me iba a mover solo por ciudad y alrededores.

 

Estéticamente tenía algunas rascadas y abolladuras en la carrocería, pero era el coche que más me gustaba y no le dí mayor importancia teniendo en cuenta que iba a ser mi primer coche, y que seguramente le haría algunas rascada típicas de principiante.

 

¡Aprobé el exámen de conducir!, solo me quedaba esperar una semana para obtener el permiso provisional e ir a buscar mi coche.

Me llamó mi profesor de autoescuela al martes siguiente para indicarme que ya podía ir a recoger el provisional y rápidamente llamé a la compañía de seguros para indicarles que debían dar de alta la póliza del seguro apartir del día siguiente. Estaba todo listo y solo me quedaba ir a buscar mi golf; esa noche apenas dormí de los nervios.

 

¡Por fin! llegó el momento que llevaba esperando tanto tiempo, y de golpe me encontré sentado en el coche, con el motor encendido

y la “L” de novel puesta en la luna trasera. Engrané la primera marcha y poco a poco fuí soltando el embrague a la vez que aceleraba.

No me lo creía, por fin estaba conduciendo mi propio coche por Barcelona; una sensación de libertad y felicidad me invadió por completo.

Llevaba de copiloto a mi madre y detrás a mi hermano, pero con los nervios no puede evitar que alguna vez el coche se me calara al arrancar de un semáforo. Me había examinado con un Ford Fiesta diésel y la diferencia en el tacto del acelerador con mi coche gasolina era considerable.

Circulé por una buena parte de Barcelona, incluso cogí mis primeros atascos hasta llegar finalmente a mi casa donde, por suerte, encontré un buen sitio para aparcar. Durante el primer trayecto estás nervioso porque no tienes apenas experiencia conduciendo, pero por otro lado las ganas de conducir hacen que poco a poco te vayas sientiendo más cómodo al volante.

Las primeras semanas con el coche, me buscaba cualquier excusa para salir a dar una vuelta con él, aveces llevando a amigos o familiares, otras conduciendo solo con mi cd de música.

También se pasan nervios al incorporarte las primeras veces a la autovía/autopista, dado que tienes que estar pendiente de reducir marcha, mirar que no vengan coches y acelerar en el momento oportuno. Coordinarlo todo al principio siempre resulta complicado; más adelante es algo que se realiza casi sin pensarlo, de manera subconsciente. Así que sobretodo procura estar tranquilo y atento, todos hemos tenido que pasar por ello.

 

Contratar Asesoramiento de un coche de ocasión

>Volver al menú de consejos< 

4 Comentarios

  • Ignasi| enero 9, 2013 at 7:34 pm

    M’ha agradat llegir un relat així, perque tan sols fa un any vaig sentir la mateixa experiencia al compra el meu primer cotxe. Els primers dies es pasa una mica malament, pero després es gaudeix i molt.

  • LCOCHES| enero 19, 2013 at 1:19 pm

    Gracias Ignasi 🙂

  • Montse| febrero 21, 2015 at 5:51 pm

    Te leo y siento incluso una mica de envidia al leer como te atreviste a conducir solo.
    Yo no sé que me pasa que tengo la misma sensación de ponerme excusas para no salir de casa a coger el coche, algo similar a la de ir al gimnasio jajaja

    Ya he conducido sola, pero me pongo la excusa de que como hace 3 años que me saqué el carnet y jamás he tenido coche hasta ahora, me da paniquito….

    Tienes alguna consejo?

  • LCOCHES| febrero 24, 2015 at 12:28 pm

    Hola Montse, gracias por tu comentario.
    Busca lugares a los que te gustaría o visitar e intenta conducir hasta allí. Cuando vas conduciendo hacía un sitio que te gusta, tu subconsciente va más relajado que si fuera a cualquier sitio por ir.
    Intenta al principio que sean recorridos cortos, de pocos kilómetros y poco a poco ir aumentando.

Leave comments

Your email address will not be published.*



You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Back to top