Blog

Latest Industry News

Cómo evitar que te engañen con el contrato de compra-venta de un coche

 

Cuando la gente compra o vende un coche utiliza un contrato de compra-venta que le ha dejado un amigo o vecino, o que ha encontrado en webs de Internet. Pero muchos de estos contratos pueden esconder ‘cláusulas abusivas’ y exisitr una falta de datos importantes a mencionar.

Si adquieres un vehículo en mal estado, no puedes exigir a su anterior dueño la reparación de averías inesperadas: entre particulares, puede reclamar al vendedor por vicios ocultos durante seis meses y, si adquiere el coche a una empresa, cuenta al menos con un año de garantía.

contrato de compra venta de un coche usado segunda mano - www.Lcoches.es tu primer coche

 

Mucho cuidado antes de firmar

  1. Comprueba siempre que la persona que le vende el coche es realmente su propietario -y no un intermediario, al que no podrá reclamar por no constar en documento alguno-. Lo más sencillo es pedir un informe de tráfico. En él aparecerá la fecha en que fue matriculado por primera vez -para cerciorarse de la antigüedad real de esa unidad- así como los nombres de todos los propietarios, incluido el actual y si tienes cargas.
  2. Verifica también, en Tráfico, que el vehículo está libre de cargas. Por ejemplo, casi todos los coches que se financian suelen tener una reserva de dominio -una cláusula que impide su venta hasta que no se paga todo el crédito al banco o financiera-. “Si no lo comprueba y le compra un coche a un particular, de buena fe, pagándoselo en mano para luego hacer la transferencia, al intentar ponerlo a su nombre en Tráfico no podrá hacerlo y tendrá que abonar lo que quede del préstamo del vendedor”, advierte la abogada de CEA, Ana María Amador. “Y luego, reclamárselo le resultará complicado ya que en muchos casos, el domicilio que figura en su DNI o carnet de conducir no es en el que realmente vive?.
  3. Aclarar quién paga el impuesto de transmisión de bienes -supone un 5% del valor del coche, según Hacienda- y las tasas de venta de un coche de la DGT -unos 42 euros- suele pagarlos el comprador, igual que los gastos de gestoría -unos 100 euros, si la compraventa se realiza a través de una-. Pero estos gastos siempre se pueden negociar. Por su parte, el vendedor siempre pagará el impuesto de circulación municipal del año en curso. También es importante que se fije si la ITV está a punto de caducar y, si es así, pida al vendedor una rebaja proporcional a su coste.
  4. Mucho cuidado. Si no has conocido al vendedor ni han firmado el contrato de compraventa, no pagues el coche, ni un adelanto significativo -si es el comprador-, ni entregue las llaves -si es el vendedor-. De hacerlo, de buena fe, y no tener un contrato ¡no podrá reclamar nada! Recuerde que el contrato debe hacerse por duplicado, con la firma original de vendedor y comprador en cada copia -una para cada uno-.

Qué cláusulas debe tener un contrato

Datos personales

Como mínimo, en la primera parte del contrato debe figurar tanto la fecha de la transacción, como los datos personales de ambas partes -con nombre, DNI, domicilio…-. También es importante que consten los datos del vehículo que se vende: marca y modelo, cilindrada, color, potencia, matrícula, número de bastidor, fecha de primera matriculación, kilometraje, extras e, incluso, qué uso le ha dado el vendedor.

Estado del vehículo

En un segundo apartado debe figurar que el comprador ha revisado el coche y acepta el estado en el que está; aparecerá de forma detallada cualquier defecto -mecánico, de pintura, algún elemento que falte o esté roto…-. Si quiere evitar problemas, haga que un mecánico de confianza detalle en un documento anexo al contrato, firmado por vendedor y comprador, el estado de los principales elementos mecánicos del coche: carrocería, motor, cambio, embrague, dirección, neumáticos…-; de esta forma, como vendedor evitará cualquier reclamación futura y como comprador tendrá la seguridad del buen estado del coche.

Cuidado con el precio

Marca siempre el precio real en el contrato, para que en caso de reclamación, pueda hacerse la totalidad pagada y no ocurran imprevisto.

 

Tienes que tener cuidado con:

Ojo con el kilometraje

Es uno de los despistes más habituales: no dejar constancia en el contrato de los km que figuran en el cuentakilómetros en el momento de la compra. Si luego se entera de que no eran los reales -y que el coche tiene más- no tendrá pruebas para reclamarle al vendedor que le compense por ello o acusarle de estafa, si le consta que lo hizo él.

Atento a los ‘piratas’

Cada vez es más habitual que ‘vendedores pirata’ -particulares que comercializan coches en la calle- hagan de intermediarios y vendan un automóvil que no está a su nombre. Si esto ocurre, desista de la compra: no podrá reclamarles nada, al no figurar en el contrato.

¿Qué hacer si le timan?

Si compras el coche a una empresa… Cualquier reclamación debe hacérsela directamente a ella, hablando con el comercial. Si no le hacen caso, rellene en el establecimiento la hoja de reclamaciones y denuncie su caso ante el organismo de Consumo de tu ayuntamiento o Comunidad -en www.consumo-inc.es encontrarás cómo hacerlo con éxito-.

Si lo adquiere a un particular… La situación es complicada: legalmente, tiene seis meses para reclamar por problemas en el coche de los que no le haya informado el vendedor -los denominados ‘vicios ocultos’; están excluidos todos los elementos de desgaste y todo lo que el día de la compra funcionara correctamente-. ¿El problema? Dar con él, para que se haga cargo de la reparación. Por eso, en muchos de los casos deberá acudir a un abogado si la cantidad a reclamar es importante.

Leave comments

Your email address will not be published.*



You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Back to top